CUATRO CONSEJOS DETOX PARA ESTAR AL 100% ESTE VERANO

Nuestro cuerpo es una gran máquina, que no solamente necesita tener un correcto mantenimiento, sino que, periódicamente, también debe tener una puesta a punto para aprovechar todo su potencial. Como toda máquina, necesita energía y desecha las partes que no son necesarias.


Hoy en día, la exposición a tóxicos, los malos hábitos alimenticios, la falta de nutrientes en la dieta o los excesos son algunos de los responsables de la sobrecarga de los órganos que intervienen de manera directa en la detoxificación y la eliminación de residuos, como el hígado, los riñones, el sistema linfático, la piel o el sistema digestivo. En ese momento, es cuando nuestro cuerpo comienza a dar señales de saturación, ya que no está filtrando esta energía como debe y no aprovechamos los nutrientes correctamente.


Pero ¿cómo podemos saber si nuestro cuerpo nos está avisando de que algo no anda bien? Los principales mecanismos afectados empiezan a mandar mensajes, que se traducen en síntomas como la acumulación de grasas, la retención de líquidos, la falta de energía, el envejecimiento prematuro, la acidez estomacal, o síntomas cutáneos como las alergias o los granos. Llegados a este punto, debemos considerar que, posiblemente, necesitemos un plan detox.



¿Cómo realizo una buena depuración?


En la actualidad, es muy difícil mantenernos fuera del alcance de algunos agentes tóxicos, como la radiación o la contaminación, pero sí podemos ayudar a prevenir y combatir sus efectos a través de ciertos hábitos:

  • Aumentando la ingesta de frutas y verduras: muchos de ellos, como el limón, el apio, los tomates, las uvas, el perejil o el ajo, tienen grandes propiedades depurativas y antioxidantes, además de aportar un gran número de vitaminas. El ajo, en concreto, es conocido por ayudar a limpiar el hígado y la vesícula biliar.

  • Mediante el ejercicio: el deporte contribuye a que nuestro cuerpo active el consumo de energía y faci