top of page

Un potencial aliado en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas


La presencia global de enfermedades neurodegenerativas, que incluye trastornos como el Alzheimer y el Parkinson, continúa aumentando a medida que la población envejece. Estas afecciones impactan significativamente la calidad de vida de los afectados y sus familias, y la búsqueda de tratamientos efectivos y preventivos es una prioridad constante en la comunidad médica y científica. En este contexto, el ajo negro ha emergido como posible aliado en la lucha contra estas enfermedades debilitantes.


El ajo negro es una variedad de ajo común (Allium sativum) que ha sido sometida a un proceso de envejecimiento controlado que dura meses. Durante este proceso, el ajo común se fermenta y transforma en ajo negro, adquiriendo un color oscuro, un sabor más suave y un aroma más dulce. Además de estas características sensoriales, el proceso de envejecimiento da lugar a cambios en la composición química del ajo, lo que resulta en la formación de compuestos bioactivos únicos.



Los Beneficios del Ajo Negro en la Salud Cerebral

Uno de los aspectos más emocionantes de la investigación sobre el ajo negro es su potencial para promover la salud cerebral y proteger contra el deterioro cognitivo. A continuación, profundizamos en tres estudios clave que arrojan luz sobre el ajo negro como un agente neuroprotector:


1.- Efecto en la función cognitiva: El estudio publicado en la revista Clinical Nutrition ESPEN en 2019 evaluó el impacto del ajo negro en la función cognitiva de pacientes con diabetes y deterioro cognitivo leve. Los resultados son alentadores, ya que los participantes que recibieron suplementos de ajo negro experimentaron mejoras significativas en las pruebas de memoria y funciones cognitivas en comparación con el grupo de control que no lo recibió. Además de estas mejoras cognitivas, se observó una mejora en la calidad de vida y una reducción de los síntomas de ansiedad y depresión. Estos hallazgos sugieren que el ajo negro no sólo puede tener un impacto positivo en la función cognitiva, sino que también puede mejorar la salud emocional en pacientes con enfermedades neurodegenerativas. Esta combinación de efectos en la función cognitiva y la salud emocional marca un avance importante en la búsqueda de terapias holísticas para estas afecciones.


2.- Defensa contra el Alzheimer: El estudio publicado en PLoS One en 2014 investigó los efectos neuroprotectores del extracto de ajo negro en el contexto de la enfermedad de Alzheimer. La investigación se centró en la proteína beta-amiloide, que se acumula en el cerebro de los pacientes con Alzheimer y contribuye a la neurodegeneración. Los resultados destacaron que el extracto de ajo negro tenía la capacidad de contrarrestar los efectos neurotóxicos del beta-amiloide, lo que sugiere un potencial uso en la prevención o tratamiento de esta enfermedad devastadora. Además, se observó que el extracto de ajo negro mejoraba la memoria y reducía la inflamación en el cerebro de ratones con síntomas similares a la enfermedad de Alzheimer. Estos hallazgos respaldan el papel del ajo negro en la protección contra el Alzheimer y sugieren un potencial terapéutico significativo en la reducción de los síntomas cognitivos y neuroinflamatorios. Esta combinación de efectos en la reducción de proteínas tóxicas y la mejora de la memoria marca un avance importante en la lucha contra el Alzheimer.


3.- Neuroprotección en la epilepsia: El estudio publicado en el International Journal of Preventive Medicine en 2013 exploró el efecto neuroprotector del extracto de ajo negro en un modelo de epilepsia en ratas jóvenes. Las convulsiones en la epilepsia pueden causar daño cerebral y este estudio reveló que el extracto de ajo negro tenía el potencial de proteger el cerebro contra dicho daño. Se observó una reducción en la frecuencia y la gravedad de las convulsiones en el grupo tratado con extracto de ajo negro. Además, se encontró una disminución en la neuroinflamación y el estrés oxidativo, dos factores cruciales en la patogénesis de la epilepsia. Estos resultados respaldan firmemente el papel del ajo negro como un agente neuroprotector efectivo en situaciones de estrés cerebral. Este efecto combinado en la reducción de convulsiones y la protección contra daño cerebral representa una prometedora estrategia en el manejo de la epilepsia.



Conclusiones y Perspectivas Futuras

En resumen, el ajo negro muestra un potencial prometedor como un agente neuroprotector en la lucha contra enfermedades neurodegenerativas. Los estudios mencionados respaldan la idea de que el ajo negro puede mejorar la función cognitiva, proteger el cerebro de daños causados por convulsiones y reducir la acumulación de proteínas neurotóxicas. Estos beneficios se deben a las propiedades del ajo negro, como su capacidad para reducir la inflamación, actuar como antioxidante y proporcionar una gama única de compuestos bioactivos.


El ajo negro, con su potencial para proteger el cerebro y mejorar la función cognitiva, se encuentra en la vanguardia de la investigación sobre el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. A medida que avanza la ciencia, el ajo negro podría desempeñar un papel crucial en la búsqueda de soluciones efectivas para estas afecciones debilitantes que afectan a millones de personas en todo el mundo. El camino hacia una comprensión más profunda y la aplicación clínica efectiva del ajo negro en la salud cerebral continúa desarrollándose. Los próximos años prometen revelar más secretos del potencial terapéutico de este sorprendente alimento.


 

BIBLIOGRAFÍA

"Effect of black garlic (Allium sativum) on cognitive functioning and quality of life among diabetes patients with mild cognitive impairment: A randomized clinical trial." - Publicado en la revista Clinical Nutrition ESPEN en 2019. Este estudio investigó el efecto del ajo negro en la función cognitiva de pacientes con diabetes y deterioro cognitivo leve.


"Neuroprotective effects of aged garlic extract against Abeta-induced neurotoxicity and cognitive impairment." - Publicado en la revista PLoS One en 2014. El estudio investigó los efectos neuroprotectores del extracto de ajo en el daño cerebral inducido por beta-amiloide, que está relacionado con la enfermedad de Alzheimer.


"Neuroprotective effect of aged garlic extract on the developmental deficits of a pentylenetetrazolekindling model in the juvenile rat." - Publicado en el International Journal of Preventive Medicine en 2013. El estudio examinó el efecto neuroprotector del extracto de ajo en un modelo de epilepsia en ratas jóvenes.


 

Advertencia: Las afirmaciones recogidas en dicho texto están avaladas por publicaciones científicas en diferentes estudios. La legalidad obliga a declarar que los productos a base de extracto de ajo negro fermentado no están destinados a tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Commentaires


bottom of page