LOS MEJORES REMEDIOS NATURALES PARA ESTE VERANO

Pasar unos días fuera de casa nos lleva en muchas ocasiones a abandonar nuestros hábitos de vida saludable. Solemos comer peor, estamos expuestos a quemaduras solares y picaduras de insectos y muchos de nosotros nos mareamos en los viajes o al hacer una excursión en barco. Os presentamos algunos remedios naturales para incluir en vuestro botiquín de viaje:


Aceite esencial de citronella: ahuyenta a los temidos mosquitos y es conocido por sus efectos contra sus picaduras, así como por luchar contra los resfriados, los dolores de cabeza y las fiebres. Además, alivia la ansiedad, los dolores menstruales y los espasmos musculares, y ayuda a inhibir la inflamación de hígado, estómago y tracto digestivo.


Aloe vera: sirve para aliviar las molestias de las quemaduras y tiene función antiséptica, bactericida, antiinflamatoria y regeneradora de la piel, por lo que también se utiliza en heridas, cortes, picaduras, psoriasis o acné.


Arcilla blanca: tiene doble eficacia, ya que se utiliza para reducir el ardor de estómago por vía interna y cicatrizar las heridas por vía tópica. Otro de sus usos más curiosos y eficaces es que actúa como desodorante natural, ya que frena la sudoración excesiva y los malos olores.


Arcilla verde: se puede aplicar en cualquier picadura y también hacer un cataplasma que actúe contra el dolor musculoesquelético. Desinfecta heridas y tiene acción depurativa y purificante, regeneradora, suavizante y exfoliante, reguladora y limpiadora de la piel.

Extracto puro de propóleo: es un antibiótico natural que producen las abejas y que se usa contra cualquier infección, ya que potencia el sistema inmunitario. Tiene efecto desinfectante, antiinflamatorio y cicatrizante.