RECUPERA LOS BUENOS HÁBITOS PARA EL CUERPO Y LA MENTE TRAS LOS EXCESOS

Las vacaciones de verano son uno de los momentos más esperados del año, que la mayoría aprovecha para descansar y, también, para cometer excesos. Por eso cuando volvemos a la ‘vida normal’ siempre necesitamos perder unos kilos de más, cuidar nuestro aparato digestivo y evaluar los daños que el sol haya causado en nuestra piel, para estar al 100% en otoño. Volver a hacer deporte, mantener una dieta equilibrada, evitar el síndrome postvacacional y proteger vuestra piel son los cuatro aspectos clave.


Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, en esta época se cogen alrededor de 3 kg., ya que se ingieren hasta 1.500 kilocalorías más que en un día a día normal. Asimismo, el 65% de los adultos que regresan a su jornada laboral tras las vacaciones sufre el síndrome postvacacional, según la Universidad Abierta de Cataluña, recuperándose un 20% en dos días y hasta un 35% en dos semanas.

Para poder conseguir el bienestar y un buen estado de forma físico y psicológico, es necesario cuidarse por fuera y por dentro, algo que a veces descuidamos, especialmente cuando estamos de vacaciones. Hemos analizado los puntos clave a tener en cuenta para que retoméis con éxito el ritmo saludable cuando volváis a la rutina, con esta serie de consejos:


  1. Restaurar los daños sobre la piel: el sol, el sudor, la playa o la piscina hacen estragos sobre vuestra piel, a los debéis intentar poner remedio cuanto antes. Estos son los tres puntos clave a los que debemos poner atención:

  • Protección: es fundamental proteger la piel durante todo el año, como recomienda la Academia Española de Dermatología y Venereología, pero si durante los días de vacaciones habéis dejado este aspecto de lado, podéis protegerla después del verano, tomando alimentos que mantengan su color natural, como frutas y verduras, además de las microalgas, ricas en betacarotenos.

  • Hidratación: si no os habéis aplicado la crema de protección