OTOÑO SIN RESFRIADOS: FORTALECE TUS DEFENSAS CON EXTRACTO DE AJO NEGRO

En otoño nuestras defensas tienden a debilitarse, y nuestra salud está expuesta a los virus y las enfermedades propias de la estación. Es importante que durante este periodo, que se caracteriza por los resfriados y la astenia, nuestro cuerpo consuma nutrientes que supongan un apoyo a nuestro sistema inmune.

Un remedio tradicional ya conocido es el ajo común, que en la antigüedad era un clásico en todas las boticas, ya que se utilizaba para tratar procesos gripales, catarros y otras afecciones respiratorias.


Algunas de sus propiedades se ven reforzadas si hablamos de ajo negro, por lo que su consumo puede ayudar a mantener un sistema inmunitario fuerte.


¿Cómo? Descubre 7 de sus beneficios:


1. Ayuda a mejorar las defensas: recientes investigaciones sugieren el potencial del ajo negro para reforzar el sistema inmunitario, dado que fomenta la producción de linfocitos y del interferón gamma.


2. Actividad antimicrobiana: componentes como la alicina, ajoenos o el trisulfuro de dialilo pueden ser eficaces para combatir algunos tipos de hongos y bacterias.